Páginas vistas en total

miércoles, 12 de enero de 2011

¿Se puede ganar en Guerras Tribales?

Advertencia: Paz y tranquilidad amigo

Ante todo tranquilo amigo. Si vas a leer esta página encontrarás aspectos (muchos o pocos, depende) sobre los que estarás de acuerdo o no, te parecerán bien o mal, te alegrarán o enfadarán, etc... no se, lo que está claro es que la mecánica de Guerras Tribales es un caldo de cultivo que tiene la extrañá cualidad de aumentar el pulso cardiaco de las personas involucradas en él (si eres frecuente jugador sabrás de lo que hablo).
Te pido entonces, querido lector, que si las líneas que he escrito te producen escozor, entiendas que es tan sólo mi opinión y si lo prefieres, leas otra cosa más de tu agrado.
IMPORTANTE: si quieres saltarte los rollos matemáticos, no leas los cuadros con este color de fondo.

Dedicatoria

Este artículo va por todos los entrañables compañeros de los que disfruté durante el poco tiempo que andube por esas tierras. Ellos saben quien soy y ellos saben que los recuerdo con aprecio. Y, de alguna manera, les debo una explicación...

Objetivo de Guerras Tribales: ¿ganar?

Bueno, depende de lo que se entienda por ganar. Si entendemos ganar como una victoria total sobre el resto de jugadores, entonces, en teoría sí es posible ganar, pero en la práctica no es posible ganar, esto lo sabe cualquier tribalero medianamente experimentado.
Demostraciones hay muchas, una de tantas es que, para conquistar un pueblo hace falta un noble, y para reclutar un noble hacen falta monedas, ¿cuantas?, bueno, para el primero 1, para el segundo 2, para el tercero 3, etc... es decir, para el n-ésimo noble (es decir n-ésimo pueblo) nos hacen falta N (N+1) / 2 monedas, en el mundo 2 hay actualmente unos 180.000 pueblos, lo que hace un total de 16.200.090.000 monedas, para cada una de ellas hacen falta recursos (digamos que 30.000 de cada) si tuviéramos todos los pueblos con las minas al máximo, cada uno de ellos generarían "casi" 2 monedas (exactamente 1,92) al día, es decir, sólo para tener el próximo noble necesitaríamos la friolera de 46.875 días (tan sólo 128 años). Es decir, en la práctica, es imposible conquistar todos los pueblos...

Vale, entonces, ¿qué es ganar?

Je, je, ... ahí está el tema. Existen unos cánones que dictan que "gana" quien más puntos tiene (ranking de puntos por jugador y por tribu), claro que no todo el mundo está de acuerdo en eso. Otros podrían opinar que debería estar mejor considerado aquel jugador que más pueblos tenga, o, siendo más estrictos quien más "territorio" tenga bajo su control (cada pueblo tiene asociado unas celdas a su alrededor, no sólo la del propio pueblo). Otros podrían dictar que es mejor quien más conquistas "no bárbaras" haya conseguido y, en general, un montón de criterios que no serían mejores ni peores que cualquier otro, sólo diferentes.
Visto que no podemos dar una definición exacta de lo que es ganar, sí podemos indicar lo que hay que hacer para ganar, puesto que en lo que todo el mundo parece estar de acuerdo es en lo siguiente:
  • 1. sin tropas no eres nadie. Como mínimo defensivas.
  • 2. si no conquistas pueblos (aunque sean bárbaros) tarde o temprano te conquistarán.
  • 3. para conseguir lo primero y lo segundo, hacen falta recursos, recursos y más recursos.
Existirán excepciones por supuesto (como aquel que lleva meses con 5 pueblos y nadie lo toca porque tiene un protegido con 120 pueblos) pero seguro que tú, querido "tribalero" coincidirás "grosso modo" con estos tres puntos. Por ejemplo, quien no ha visto de primera mano a aquel "tribalero" que únicamente se dedicaba a tener a tope de defensivas sus 4 o 5 pueblos... más pronto o más tarde sus pueblos eran consquistados (huesos duros, eso sí).

Vistazo al ranking y primeros pasos en Guerras Tribales

¿Que duro el comienzo verdad?, sobre todo si, como yo, entrastes en uno de los mundos tiempo después de que lo abrieran. Te rompías la cabeza pensando cómo narices podían algunos tener 20, 30 o 50 pueblos cuando tú aún (pobre desgraciado) no podías ni entrenar espadas. Tu única preocupación era conectarte a tiempo de gastar todos los recursos para que "ese de al lado" (que tenía ¡ooooh! 3 pueblos) no se aficionara a granjearte.
Yo, querido "tribalero" que era novato en este tipo de juegos (y que me gusta más la calculadora que a un tonto una piruleta), no podía dejar de hacer cuentas y más cuentas y preguntarme cómo carajo hacía la gente para crecer tan rápido y yo (¡oh! pobre mequetrefe) me volvía modorro para subir la muralla al nivel 3. Uno de esos cálculos resulto en el artículo Optimización de recursos en Guerras Tribales que intentaba acelerar un poquito el duro proceso inicial.
Pronto me di cuenta que algo fallaba, no parecía posible (o casi imposible) que algunos jugadores se encontraran tan desarrollados y los demás (pobres mortales) seguíamos luchando por tener ¡aleluya! nuestro triste segundo pueblo.

¿Trampas?, ¡yo no hago trampas!, sólo me salto algunas normas...

Si, mi apreciado "tribalero", después de pasar un duro mes rompiéndome la cabeza y conectándome a Guerras Tribales más veces que minutos tiene un reloj llegué a una desilusionante pero demoledora conclusión, existen muy pocas posibilidades de evolucionar tanto sin hacer trampas (luego comentamos estrategias "limpias" y estrategias "sucias") y me puse manos a la obra... ¡encontrar al culpable!.
Buscando por la red (obviando lo de Greasemonkey que comentan las reglas) y en unos cuantos minutos (la verdad es que está escondido el jodio) encontré un par de "asistentes" que realizaban algunas automatizaciones de Guerras Tribales (no daré nombres por supuesto, no querría aumentar el número de tramposos en el juego), desconozco hasta que punto serán usados, pero está claro que una gestión medianamente eficiente de, digamos, 100 pueblos requiere o mucho tiempo o mucha "ayuda" (y algunos pasan de 200 pueblos...). Pero si yo en unos minutos encontré un par, es que la gente los usa.
Otra de las normas que con más facilidad se salta la gente (no sólo estoy seguro, sino que además hice que banearan a uno que fué tan ceferino de decírmelo por MP amenazándome) es la de crear multicuentas, evolucionar en paralelo y si procede, hacer conquistas entre ellas.
Probablemente, ¡oh! elocuente "tribalero", a tí se te ocurren otras "divertidas" formas de saltarte las normas. No tengo interés en ellas, aunque (como verás) yo decidí quebrantar uno sólo de los mandamientos...

To be, or not to be... that is the question

Pasado el primer o dos meses creciendo a la velocidad del caracol y habiendo llegado a tan apabullante conclusión, mi desencanto por Guerras Tribales lucía negro y tormentoso como en La Desesperación (de Espronceda). Por un lado, veía claro como el agua que en esas condiciones había que dedicar mucho tiempo para evolucionar penosamente, con el riesgo añadido de que te conquistaran (y... ¡aaaarghhh! empezar de nuevo), por otro lado tampoco quería estar pegado todo el día a Guerras Tribales (condición indispensable si se quiere ser un buen "tribalero"), pero por otro, me daba rabia claudicar ante la prepotencia de otros jugadores y, además, había empezado a hacer buenas migas con el montón de buena gente que siempre hay en las tribus.
Así las cosas, parecía difícil compaginar las tres cosas:
  • no estar todo el día conectado como un robot.
  • ser lo suficientemente competitivo para ser una amenaza a mi alrededor.
  • no hacer trampas.
"Casi" lo conseguí...

Visión general de las posibles estrategias "ganadoras"

Tan seguro como que mañana saldrá el sol por el este y se pondrá en el oeste, que si quieres conquistar un pueblo necesitas un noble, que para ese noble necesitas la corte, que para la corte necesitas, ... en fin querido "tribalero", lo que quiero decir, es que es IMPEPINABLE que hay ciertos aspectos del juego que NO PODEMOS SALTAR, más que nada que es el servidor el que hace lo que le da la gana y, salvo que alguien haya encontrado un agujero (que podría ser), para conseguir 2400 de recursos en una hora la mina tiene que estar al nivel 30 (siiiii, salvo bonificación, es evidente).
En el momento en el que escribo estas líneas, en el mundo 2 de Guerras Tribales el jugador top 1 tiene en su poder 201 pueblos y ha jugado durante 256 días, es decir, ha hecho una conquista (y por tanto producido un noble) cada 1,27 días. Si tan sólo nos fijamos en las monedas necesarias (e ignoramos los edificios, las tropas, los nobles, etc...) significa que ha necesitado (tiene) 20.301 monedas, lo que supone timbrar de media al día (desde que empezó el juego, de meeeeedia) más de 79 monedas; eso hace tener unos 30.000 * 79 = 2.370.000 ¡al día de cada recurso sólo para las monedas!, teniendo en cuenta que más o menos al día ha dispuesto (para saberlo exactamente habría que identificar cada fecha de conquista) de 201(201+1)*1.27/(2*256)=100.7 pueblos de media al día, hacen (¡suponiendo todas las minas al máximo en todo momento!) 5.800.320 de cada recurso al día.
Es decir, poniéndolo todo de color de rosa, suponiendo el mejor caso posible (hemos supuesto que cuando recien conquista un pueblo ¡éste tiene las minas y la corte al máximo!, que conquista un pueblo exactamente ¡cada 1,27 días!, que ha realizado las acciones justo en el mejor momento, etc...) pues bien, en un caso tan ideal, tiene que dedicar el 40,8% de todos los recursos que produce en hacer monedas, siempre y en todo momento. En la realidad, ha tenido que hacer tropas, evolucionar pueblos conquistados, hacer nobles, clicar al día 79 veces a hacer moneda (sin excepción, sino se pierden recursos), etc... en fin, que si en el mejor escenario posible sólo las monedas se llevan casi la mitad de los recursos, en un escenario real hay que granjear mucho sólo para hacer las monedas.
En mi opinión (tu puedes tener la tuya, faltaría más) para llegar a ser un "superjugador" caben las siguientes posibilidades:
  • estar todo el santo día conectado a Guerras Tribales haciendo (literalmente): clic, clic, clic-clic, clic, ...(revisando tropas, haciendo monedas, pasando recursos de un sitio a otro, comprando en el mercado, vendiendo en el mercado, haciendo nobles, moviendo tropas, etc... ¡y además!, leyendo el foro, mirando al enemigo a ver que tal va, calculando posible siguiente conquista, ...). Una locura. (Luego comento porqué SI ES una locura).
  • ser un superdiplomático (vamos un hipnotizador, un lider de masas o algo así) y convencer a la gente para que realicen parte del trabajo por tí (ésto no es tan infrecuente, los que van mejor suelen "pedir amablemente" que otros hagan un espionaje, limpieza y ya cuando se tienen bastantes pueblos directamente animan a otros a entrar en guerras sincronizadas que favorecen enormemente). En este apartado yo metería también a los que tienen pocos escrúpulos (yo los llamo "diplomáticos") y aunque no incumplen ninguna regla, crecen a costa de los demás (quien no conoce o ha sufrido canibalismo o de un linchamiento generalizado a un miembro que "curiosamente" tiene buenos pueblos, o más frecuente, ¿cuanto tiempo pasa desde que un jugador no se conecta y la gente ya se está rifando sus pueblos?
  • hacer trampas de una u otra forma.
Si tú eres del primer grupo ¡enhorabuena!, te felicito por ese buen saber hacer, perseverancia y constancia. Nunca habría pensado que existías pero ¡olé! ahí estás. ¡Felicidades!.
Si eres del segundo o tercer grupo bueno, son dos formas diferentes de aprovecharse del resto de la gente y no está bien. Al menos la gente debería de saberlo al entrar al juego.

Estrategias "limpias"

Mi primera decisión tras la "revelación" de que la gente hacía trampas fué ser un "superjugador" pero sin hacer trampas (ni ser un canibal ni nada parecido). ¿Es ésto posible?, bueno, en mi opinión sólo en parte, es decir, sí pero hay un pero, es decir, "casi".
Lista de estrategias "limpias":
  • Análisis estratégico: los datos del mundo son públicos, en todo momento conocemos dónde están los pueblos bárbaros, los de nuestros amigos, nuestros enemigos, que puntos tienen, etc... ¡y todo en un par de archivos!, realmente se abre un mundo inmenso para los que nos gustan los ordenadores.
    • Automatizar la búsqueda de buenos objetivos.
    • Automatizar la lista de granjeos óptimos.
    • Automatizar el seguimiento de los enemigos, zonas de expansión, etc...
    sí, yo he usado innumerables veces todos estos datos para mi propio beneficio y para mi tribu generando mapas, listas de ataque, etc...
  • Análisis de informes: un buen "tribalero" conoce los compactadores de informes, pero... ¿y si me meto mis informes de ataques en la base de datos también? pues entonces se cuantas unidades hay en qué pueblos, cuando ataqué un bárbaro por última vez, puedo calcular cuanto le cabe en el almacén, a que velocidad produce recursos ¡y el momento exacto en el que me saldrá a cuenta volver a granjearlo!, pero es que además, tengo todas las coordenadas, ¡puedo hacer una lista óptima de los granjeos que maximizan los recursos obtenidos con el mínimo de ataques enviados!, puedo saber con una simple consulta qué pueblos bárbaros son los mejores para conquistar (pues tengo en la base de datos los niveles de edificios que tiene), etc...
  • Planificación: claro, en lugar de repasarme mi lista de 100 pueblos cada 30 minutos a ver como andan, puedo anotarme los hitos en los que tendré que hacer algo, por ejemplo, si digo que upgrade la granja, se cuando terminará, no hace falta que lo revise de nuevo, lo mismo con los almacenes, las tropas, los mercaderes, ...
Si, amigo "tribalero", yo he implementado muchas de las estrategias "limpias" que comento (y algunas otras), lo tengo todo en mi base de datos: los pueblos, los jugadores, los aliados, mis informes de ataques, los niveles de los edificios, etc... TODO.
¡Por fin!, mis esfuerzos daban su fruto, no tenía que estar todo el día mandando tropas a granjear porque con sólo lanzar una consulta mi ordenador me daba las coordenadas a las que tenía que enviar y me decía exactamente las tropas que tenía que enviar (je, je, ... cuantas veces me han preguntado que porqué enviaba un ataque con un sólo espía ¡para meter en mi base de datos a ese pueblo!). ¡Y sin hacer trampas!.
Pero... sí, hay un pero... todo iva como la seda, me creía el rey del granjeo (mis vecinos se quejaban que los bárbaros no tenían recursos), hasta que el número de pueblos creció tanto (mis pueblos quiero decir) que aunque el número de granjeos que tenía que hacer era el óptimo, eran muchos (10 ataques por 6 pueblos son ¡60 ataques a mano!) y entonces volvió, volvió el odioso "tener que conectarme con frecuencia". ¡Que hay que trabajar, dormir, descansar, pasear, tomar una cerveza, ...! y yo teniendo que hacer "clic, clic-clic, clic, ..." en Guerras Tribales (muchos menos eso sí, pero muchos al fin y al cabo).

No hay comentarios:

Publicar un comentario